Archivos Mensuales: abril 2016

Preparando KICS hacia la protección industrial

¡Hurra!

Hemos hecho el lanzamiento de KICS (Kaspersky Industrial CyberSecurity). La vacuna especial contra las enfermedades cibernéticas, la cual brinda protección a fábricas, plantas energéticas, hospitales, aeropuertos, hoteles, almacenes, charcuterías, y otros miles de tipos de empresas que utilizan sistemas de control industrial (ICS). En otras palabras, debido a que casi todas las empresas se manejan con dichos sistemas, ¡acabamos de lanzar una solución cibernética dirigida a millones de negocios grandes, medianos y pequeños de producción y servicio de todo el mundo!

Entonces, ¿qué es todo esto de KICS? ¿Para qué sirve? Primero, recapitulemos…

Antes de la década de los 2000, un ataque cibernético en una instalación industrial solo podía ser la fuente de inspiración para un escritor de novelas de ciencia ficción. Pero el 14 de agosto de 2003 en el noreste de EUA y el sureste de Canadá, la ciencia ficción se volvió realidad:

Ups

Debido a ciertos problemas en la red energética, 50 millones de ciudadanos norteamericanos se quedaron sin electricidad – algunos por varias horas, otros por varios días. Se rumoraban muchas razones detrás de esta catástrofe creada por el hombre, incluyendo árboles en mal estado, la caída de un rayo, ardillas malvadas, y… el efecto secundario de un ciberataque que empleó un Slammer (Blaster), un gusano informático.
Seguir leyendo:Preparando KICS hacia la protección industrial

De Heathrow al Aeropuerto Internacional de Tel Aviv en Brittish Airways: nada bien

Muy bien, aquí estamos otra vez…

Suena el despertador, ¿dónde estoy? Hotel, ducha, maletín, taxi, aeropuerto, check-in, rayos x; “desayuno” (un sándwich y un zumo de tomate), sala, asiento en la ventanilla. Aquí viene la primera pequeña tortura de este soleado día: me encuentro justo a la altura del ala del avión, es algo aterradora y realmente grande (estábamos en un Boeing 777). Iba a ser uno de esos días. Y así fue…

london-tel-aviv-uk-israel-flight-1

Uff, vaya. ¿Sin vistas? Entonces tendré que pasar más tiempo con los ojos cerrados. Fue un vuelo madrugador, alrededor de las 8 de la mañana, así que, ponerme al día con las horas de sueño era justo lo que necesitaba…

Acababa de dormirme cuando me despertó bruscamente el piloto. Estaba anunciando que debido a un problema técnico no íbamos a poder despegar. ¡Buff! Aunque más vale prevenir que lamentar. Así que, de vuelta a la salida y a entrar de nuevo al aeropuerto hasta que resolvieran el problema.

Estuvimos sentados 2 horas mientras retiraban la parte defectuosa de la aeronave y la reemplazaban con una nueva. Al menos esa parte estaba a la mano, o eso creo.

Nos volvimos a meter en el Boeing, guiados por un equipo muy seco “inglés” de auxiliares de vuelo con acentos muy raros.

Seguir leyendo:De Heathrow al Aeropuerto Internacional de Tel Aviv en Brittish Airways: nada bien

Otra media maratón en Londres

¡Hola amigos!

Continuamos con nuestra caminata por la Ribera del Támesis. El otro día les enseñé la primera parte de la caminata de este día (dimos un paseo por el teleférico + Greenwich y la llegada a Cutty Sark) y aquí está la segunda parte.

Después de estar en Cutty Sark llegamos a la entrada del túnel que pasa por debajo del Támesis por el que pasamos A.B. y yo la vez pasada. Pero no esta vez…

Ésta vez no giramos a la derecha… ni pasamos por el túnel, continuamos todo recto a lo largo del malecón. “¿Por qué no?”, pensamos: el camino era bonito y agradable, había muchísimas cosas para ver, el sol brillaba… incluso las nubes eran dignas de fotografiar. Vamos a evitar pasar por el túnel…

Seguir leyendo:Otra media maratón en Londres

A Greenwich y de nuevo por el Támesis

¿Qué hay de nuevo, amigos?
He estado en Londres durante toda la semana por asuntos de negocios: dos conferencias, entrevistas, comidas de negocios – como de costumbre. Y como también es de costumbre – me las arreglé para admirar un poco el entorno. Justo el otro día, tuve la suerte de haber terminado todo el trabajo del día antes de la hora de la comida, dejándome el resto del día libre para actividades recreativas. Así que esa mañana me puse mis jeans “inteligentes” de confianza, metí mis tenis en una bolsa para cambiarme los zapatos de la oficina, y nos fuimos, después del respectivo desayuno inglés, claro :).

Mi trabajo de esta mañana consistía en hacer una presentación en la Cloud Expo Europe. Esta se llevó a cabo en el enorme ExCel, en Londres, que poco después descubrí que no está muy lejos del Támesis, mi río favorito :). Así que, después de la conferencia, mi compañero de viaje A. Sh. y yo nos dirigimos hacia este…

Desde la sala de exhibición son solo 5 minutos hasta el teleférico de Emirates que cruza el Támesis – el mismo que A.B. y yo vimos y que no tuvimos tiempo de visitar la vez anterior. Me alegra tanto que esta semana si hayamos tenido tiempo tiempo para un breve paseo, es increíble. Lo recomiendo mucho – si es que está soleado, como nos tocó a nosotros.

Seguir leyendo:A Greenwich y de nuevo por el Támesis

¿Qué se dicen a sí mismas las petunias al caer?

…”Oh no, ¡no de nuevo!”

Oh, sí. Lo sé porque salió en la “Guía del viajero intergaláctico” de Hitchhiker. Y lo cito: “Curiosamente, la única cosa que pasó por la mente del tazón de petunias mientras caían fue “oh no, ¡no de nuevo!”. Muchas personas han especulado que, si supiéramos exactamente por qué pensó eso el tazón de petunias, sabríamos mucho más de lo que sabemos ahora sobre la naturaleza del universo.”

El día de hoy recordé este párrafo. Estaba en un avión una vez más mirando hacia abajo por la ventana izquierda a los paisajes. “Oh no, ¡no de nuevo!” Pensé mientras miraba el mapa que mostraba la trayectoria del avión frente a mí: pasando sobre Amsterdam mientras volaba de Moscú a Londres. Justo el otro día hice la misma ruta, ¡solo que hacia el otro lado!

DSC04068

“Mmmm, parecido a la petunia, solo que hacia el otro lado” pensé. No estoy seguro si eso es una autocrítica o sobreestimación, los físicos y botánicos tienen diferentes opiniones sobre este tema, así que no haré comentarios. Solo diré que la llegada a Heathrow fue como lo esperaba: ¡con una vista completa de Londres desde mi ventana!
Por ahí es donde mi acompañante de viaje A.B. y yo caminamos medio maratón a lo largo de la ribera del Támesis la semana pasada…

Seguir leyendo:¿Qué se dicen a sí mismas las petunias al caer?

En la Haya, ¡y qué playa!

Desde Utrecht nos dirigimos hacia el oeste en coche, hasta llegar a la Haya. Ya era momento de ser juzgado, pero no en la corte, sino por discursos detallados: el mío, por primera vez en la Conferencia Internacional ISCC de Protección de Bits y Átomos, pero hablaré sobre eso más adelante.
La noche de la conferencia, pude dedicarme a uno de mis pasatiempos favoritos – recorrer el lugar– que, esta vez, fue la sede del gobierno y el parlamento holandés (que no hay que confundir con la capital holandesa – Amsterdam).
¿Qué puedo decir? La impresión general, en una palabra: opaco; en tres palabras: un poco aburrido. Aunque es una ciudad costera con una hermosa playa (ver abajo), era muy tranquila. Pero, de nuevo, es temporada baja. Había muy poca gente, alejada del pueblo y a lo largo de la costa. “es como estar a media noche en Noruega, al norte del círculo polar: el sol brillaba pero no había nadie por ahí”, expresó mi acompañante de viaje, A.B. “Es verdad A.B., o como estar a media noche en Islandia”, confirmé.
Diré algo a favor de la Haya: ¡Su playa es maravillosa

Un arte moderno a lo largo de la línea costera:

Seguir leyendo:En la Haya, ¡y qué playa!

El medio maratón de Londres

Según el modus operandi suelo hacer este tipo de publicaciones en el blog: si no tenemos muchas fotos, compensamos con mucho texto; si hay muchas fotos, las dejo hablar por sí solas y me relajo con el número de palabras…
Esta vez, amigos, habrá pocas palabras. Este es el tema sobre la capital del Reino Unido siempre hay muchas cosas por ver y fotografiar. Estuve ahí con mi compañero de viaje A.B. – que también es un Londrofilio – y corrimos un auténtico medio maratón fotográfico recorriendo partes del Támesis que no conocía, entrando en todos los huecos y rincones que había por el camino.
La noche anterior a nuestro maratón fotográfico nos hospedamos en mi hotel favorito de la capital: Ham Yard. No es el alojamiento más cercano al Támesis pero me sirve: el calentamiento para llegar al río fue en la catedral de San Pablo – y claro que debíamos subir a su famoso domo…

london-uk-spring-stroll-1

Dentro de la catedral está prohibido tomar fotos y videos pero el panorama desde la cima y los alrededores son simplemente impresionantes y perfectos para poner de fondo de escritorio.

Seguir leyendo:El medio maratón de Londres

Cerveza y queso en Tel Aviv

Terminé el trabajo en Israel; ahora un poco de R&R: un paseo primaveral y relajado por la soleada Tel Aviv.

tel-aviv-israel-1

La primavera es la mejor época del año en estos lugares, en mi humilde opinión. El verano aquí es demasiado – extremadamente caliente y horriblemente húmedo – siempre me recordará a las palabras de Bulgakov: “han pasado más de 3 horas desde que la procesión llegó a la colina, y aunque el sol ha empezado a descender, el calor sigue siendo insoportable” Bueno, el se refería a Jerusalén, pero eso está a 50 kilómetros de aquí. Ya estoy divagando…
Seguir leyendo:Cerveza y queso en Tel Aviv