Buscar una aguja en un pajar. Les presentamos a Astraea

En la oficina tenemos un pequeño enorme libro negro, cuidadosamente custodiado, que reúne una colección de hechos y cifras de KL y que  usamos en presentaciones públicas. Ya saben, cosas como cuántos empleados tenemos, cuántas oficinas y dónde, volumen de ventas, etc.  Una de las cifras del libro que se usan con mayor frecuencia es la cantidad diaria de nuevos programas maliciosos, alias, malware. Tal vez, esta cifra diaria es tan importante debido a lo increíblemente rápido que crece. De hecho, este crecimiento me sorprendió incluso a mí: hace un año, la cifra era de 70.000 muestras de malware (no se olviden, por día. En mayo de 2012, fue de 125.000 por día y, actualmente, por el martillo de Thor,  ya es de ¡200.000 por día!

Es en serio. A diario detectamos, analizamos y desarrollamos protección contra esa cantidad de programas maliciosos.

¿Cómo lo hacemos?

Arte boutique, hotel moderno

¡Hola a todos!

Seguimos viajando velozmente por  Estados Unidos : California, Arizona, Illinois, Kentucky, sin parar, “on and on”. Al igual que  antes, hay  pocas oportunidades para hacer turismo (aparte de Arizona, por supuesto, como ya se mencionó), mientras que abundan las oportunidades para conseguir trabajo . En el camino nos hemos encontrado con todo tipo  de anomalías y elementos atípicos , invariablemente fotografiados por D.Z. antes de tener tiempo de decir “fotogénico” (¿Saben?, creo que su segundo empleo  es ser fotógrafo de viajes.  ¡Estoy seguro!)

Esta es una de esas rarezas. Está  en la Ciudad de los Vientos:

Sigue viendo fotos sobre este curioso hotel…

El estado del Gran Cañón: continuación

El norte de Arizona es famoso por sus increíbles paisajes. En un área relativamente pequeña que puede recorrerse  en auto en dos o tres horas, hay tres formaciones de roca roja únicas.

En la primera, está el mundialmente famoso Monument Valley, que ofrece hermosas vistas panorámicas que quitan el aliento. Desgraciadamente , no conseguimos acercarnos en persona, sólo las sobrevolamos en avión; pero eso fue suficiente para recargar  los sentidos con la grandiosidad del lugar.

En segundo lugar, está el Cañón del Antílope…